-    Estado de la Estructura.

En este apartado el técnico revisa el estado general de la puerta. Ausencia de golpes en las hojas y elementos estructurales, ajustes de las piezas móviles ( bisagras, cierres, topes de suelo, puntos de giro, etc.), comprobación  de holguras, soldaduras, rodamientos, pintura y cualquier otro elemento que afecte a la integridad de la puerta.

-    Estado y facilidad del movimiento en manual.

El técnico desbloquea la puerta y comprueba la maniobra manual de la puerta varias veces comprobando que la puerta se mueve correctamente y con facilidad ( dependiendo de la longitud y del peso es necesario aplicar más o menos fuerza) que no existen en la trayectoria obstáculos, suciedad, barro, etc. Que las bisagras no estén duras, que la puerta no se desplace sola, comprobar el estado de los topes, si los hubiera.

-    Funcionamiento de las Seguridades.

En este  apartado se comprueban los elementos de seguridad tanto eléctricos como mecánicos, se hacen saltar en varias ocasiones y se comprueba que la puerta no funcione o si alguno de ellos esta estropeado o desconectado, se limpian las ópticas y se engrasan los elementos mecánicos, en caso de existir riesgo para las personas y/o objetos se procederá a la parada técnica ( o se deja en manual) hasta que estos elementos sean cambiados o reparados.

-    Control del de la normativa actual en materia  de seguridad.

Nuestro personal está en continuo estado de reciclaje asistiendo a varios cursos anualmente, por lo cual están perfectamente formados para detectar posibles fallos en la instalación así como cambios de normativas a nivel de seguridad.
Se informa al cliente de las lagunas y fallos en los sistemas de seguridad para poder mejorar la seguridad en la instalación y los riegos que puede ocasionar no cumplir alguna de las normativas pudiendo llegar a aconsejar la parada técnica de la puerta si fuese necesario.

-    Ajuste de finales de carrera.

El técnico comprueba la maniobra del motor 8 en motores con encoger o finales de carrera ) ya que los finales de carrera ya que la puerta cambia la distancia de parada en función de la temperatura, en verano las puertas se dilatan con el calos y en invierno se contraen con el frío, con lo cual es necesario ajustar los finales de carrera para el perfecto funcionamiento de la instalación y así evitar que la instalación se quede enganchada, también se ajusta la cerradura eléctrica si fuera necesario.


-    Revisión de los soportes del motor

El técnico revisa las soldaduras y los soportes que unen la puerta al motor, comprobando la ausencia de grietas y deformaciones, sustituyéndolos en caso necesario.

- Instalación eléctrica.

Se comprueba la instalación eléctrica tanto del motor como del cuadro de maniobras, comprobando que no existan cables pelados o dañados, hilos sueltos en las clemas, se apretan los tornillos de las clemas ( se aflojan con los cambios bruscos de temperatura en el cuadro), se limpian los contactos( con productos específicos) si estuvieran llenos de polvo o suciedad se comprueba el estado de los fusibles, contactores , y relés.

-    Engrase.

Se realiza un engrase general de la instalación haciendo hincapié en los elementos móviles de la puerta ( bisagras, topes, cerraduras, etc. ) se utilizan diversos tipos de aceites y grasas para piezas delicadas si fuera necesario  ( grasas de litio con Teflon, Aceite de silicona etc. ). Aceite especial rodamiento y aflojador de tuercas y tornillo. También se limpia el exceso de grasa existente